Editorial

2013, año difícil para la industria manufacturera

11.Feb.2014

La gestión 2013, cierra sus puertas para el sector industrial manufacturero nacional con un saldo caracterizado por señales adversas para la inversión productiva, generación de empleo de calidad y crecimiento en base a valor agregado.

Por una parte, a principios de año, en el Presupuesto General del Estado Plurinacional 2013, las señales públicas no adecuadas para la inversión privada fueron medidas como el Solve Et Repete (pague primero y después reclame), la ampliación de la prescripción tributaria; posteriormente el Gobierno Central aprobó en forma no coordinada y consulta con el sector privado el incremento salarial y el incremento al salario mínimo nacional, y, finalmente, decretó la posibilidad de conversión de empresas privadas en riesgo de quiebra a empresas sociales. La señal final fue la aprobación del segundo aguinaldo que fue rechazado en forma absoluta por los empresarios industriales.

Por otra parte, continuó la competencia desigual y desleal del contrabando y los sectores informales a la producción de la industria manufacturera legalmente establecida; siguieron los controles de precios que distorsionan los mercados y desalientan la inversión, y prosiguió con mayor fuerza la excesiva sobrefiscalización y tramitología de las autoridades públicas de control.

En este contexto, en 2013 la participación de la industria manufacturera en la economía nacional no sobrepasó el 16%, cifra idéntica a la registrada hace 30 años atrás, lo cual refleja el estancamiento de la industria nacional.

Las estimaciones preliminares indican que en 2013, la tasa de crecimiento del sector industrial fluctuará entre 5 a 5,5%, inferior al crecimiento de la economía nacional del 6,5%; sin embargo, este indicador de crecimiento industrial está fuertemente impactado y distorsionado por la producción y exportación de desechos y amalgamas de metales preciosos.

Los industriales de Bolivia consideran que en 2014 es fundamental la coordinación y el diálogo entre el sector público y privado para llevar adelante un real y efectivo proceso de industrialización manufacturero.

El sector manufacturero reafirma su compromiso con un desarrollo industrial sostenible dirigido a reducir la pobreza, mediante la generación de oportunidades económicas que agreguen valor, empleo decente y mejores ingresos familiares.

Comparte este artículo

Noticias destacadas

Ver todas »

Revista industria

Ver más »

Revista Industria No. 23

Adjunto la Revista No 23 correspondiente al mes de diciembre de la gestión 2016. Descargar PDF...

Ver más »
30.Dic.2016

Tablas económicas

Ver más »

Tabla Industrial No. 8

Adjunto la Tabla Industrial No. 8. “En los últimos 10 años Bolivia exportó suministros industriales por...

Ver más »
18.Jul.2017

Estadísticas

Ver todas las Estadísticas »

Informe 2013, resultados de la encuesta del sector Industrial Manufacturero

La presente publicación tiene como finalidad la difusión de los resultados de la investigación sobre "Opinión y desempeño del Sector...

Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias

Email